domingo, 30 de marzo de 2014

POSTERGAR LO QUE ME DA MIEDO O ES COMPLICADO – DÍA 10



El futuro me ha dado miedo y es algo que he trabajado, pero el hacer algo en el presente para que ese futuro cambie, es algo que también me aterra y que para sentirme ‘segura’ intento postergar. Esto es aún peor cuando choca con mi naturaleza de hacer todo al instante y no dejar nada para el futuro si se puede hacer hoy. El miedo y lo que sé hacer (de no postergar nada) chocan provocándome estrés o paralizándome unos minutos, horas o días antes de empezar.

Me perdono a mí misma por haberme permitido y aceptado a mí misma postergar una tarea que sé que debo hacer por el miedo que siento de no tomar la decisión correcta, de que no funcionen mis planes y de dudar en cómo hacerlo por pensar que hay tantos caminos y no encuentro el ‘correcto’.

Me perdono a mí misma por haberme permitido y aceptado tener miedo porque estoy en la mente en vez de lo físico imaginando el futuro, victimizándome por lo que hemos permitido/aceptado/creado en conjunto los humanos y cerrarme a todas las oportunidades que puede haber para mí por quejarme en la mente de que nada de esto debería ser así.

En y cuando me vea a mí misma postergar una tarea que puedo hacer en el momento, me detengo y me estabilizo en lo físico con el respiro.

Me comprometo conmigo misma a dejar de buscar en otros las respuestas y ser responsable de mi cuerpo… de mí misma porque además yo soy la única que conoce el entorno completo de mi ser, por lo tanto, la que mejor podría dar una solución.

Me doy cuenta que el miedo es separación y me aleja más de alcanzar mis metas (realistas) y además si me paralizo por éste, me hago aún más torpe.

Me comprometo a parar las imaginaciones/proyecciones del futuro y con esto parar el miedo a no alcanzarlas, así como a parar las expectativas que sólo dan desilusiones.

Me comprometo conmigo misma a dirigirme en vez de pensar.

Me comprometo conmigo misma a dejar de querer ser ‘la súper mujer’ con misiones no realistas, egoístas y metas vanas sentimentales y pasionales.

Me comprometo conmigo misma a dejar de buscar ‘seguridad’ y en vez de esto hacer lo que sea mejor para todos y en consecuencia también para mí.

Me comprometo a iniciar las tareas que me he dispuesto a realizar, de acuerdo mi planeación previa, lo más pronto posible y disfrutarlas respiro a respiro.

Me comprometo a planear de la mejor manera que pueda y no volver a dudar de esas decisiones que tomo porque doy mi máximo esfuerzo y doy todo lo humanamente posible de acuerdo a mis posibilidades realistas del presente para alcanzar mis metas.

Me comprometo a aceptar la realidad (que aunque no es la mejor, es donde tengo que afrontar mis consecuencias y la de todos los demás como uno que somos) y dejarme de victimizar por lo que hemos permitido y aceptado cada quien como persona creando en conjunto la sociedad como la vivimos y en vez de esto, asumir mi responsabilidad porque yo he sido parte de la injusticia, cambiándola  haciendo el perdón a mí misma, aplicándolo, siendo el ejemplo vivo, expandiéndolo y sacando lo mejor de lo demás.

 

2 comentarios:

  1. Cool ! gracias por compartir tus palarbas

    ResponderEliminar
  2. Gracias por leer, el chiste de compartir es que sirva de algo para los demás ;) ¡Saludos Andres!

    ResponderEliminar